Currently set to Index
Currently set to Follow

6 Emociones básicas y su impacto en el comportamiento humano

Hay muchos tipos diferentes de emociones que afectan a nuestra forma de vivir e interactuar con los demás. A veces, puede parecer que estamos controlados por estas emociones. Nuestras elecciones, acciones y percepciones están influenciadas por las emociones que experimentamos en ese momento.

Los psicólogos también han intentado identificar los tipos de emociones que experimentan las personas. Han surgido varias teorías diferentes para clasificar y explicar las emociones que sienten las personas.

¿Cuáles son los tipos de emociones básicas?

En la década de 1970, el psicólogo Paul Ekman identificó seis emociones básicas que parecen ser experimentadas universalmente en todas las culturas. Estas emociones son la alegría, la tristeza, el asco, el miedo, la sorpresa y la ira. Más tarde, añadimos otras emociones básicas como el orgullo, la vergüenza, el bochorno y la excitación.

¿Cuántos tipos de emoción existen?

Un estudio publicado en 2017 sugiere que existen muchas más emociones básicas de lo que se pensaba. El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, encontró que existian 27 categorías diferentes de emociones.

Los seis tipos básicos de emociones

Según esta teoría, las emociones más básicas actúan como bloques de construcción. Las emociones más complejas, y a veces mixtas, son mezclas de estas emociones básicas. Por ejemplo, cuando se combinan emociones básicas como la alegría y la confianza, se crea el amor.

Veamos con más detalle los tipos básicos de emociones y exploremos su impacto en el comportamiento humano.

Felicidad
De todos los tipos de emociones, la felicidad es la que más se busca. La felicidad se define como un estado emocional agradable caracterizado por el contento, la alegría, la satisfacción y la felicidad.

La investigación sobre la felicidad se lleva a cabo desde la década de 1960 en diversos campos, incluido el campo psicológico conocido como psicología positiva. Este tipo de emoción puede expresarse de las siguientes maneras

Expresión facial: por ejemplo, sonreír
Lenguaje corporal: por ejemplo, postura relajada
Tono de voz: discurso alegre y agradable
La felicidad se considera una de las emociones humanas básicas, pero las cosas que se piensa que crean felicidad tienden a estar muy influenciadas por la cultura. Por ejemplo, la cultura pop tiende a enfatizar que comprar una casa o conseguir un trabajo bien pagado conduce a la felicidad.

Hace tiempo que se cree que la felicidad y la salud están relacionadas. Y hay estudios que apoyan la idea de que la felicidad afecta a la salud física y mental.

La felicidad se ha asociado a una serie de resultados, como una mayor esperanza de vida y una mayor satisfacción marital. Por el contrario, la infelicidad se ha asociado a una serie de problemas de salud.

Por ejemplo, el estrés, la ansiedad, la depresión y la soledad se han relacionado con una menor inmunidad, un aumento de la inflamación y una menor esperanza de vida.

Tristeza
La tristeza es otro tipo de emoción, definida como “un estado emocional transitorio caracterizado por la decepción, la tristeza, la desesperanza, la falta de interés y el estado de ánimo deprimido”.

Como otras emociones, la tristeza es algo que todos experimentamos de vez en cuando. En algunos casos, una persona puede experimentar una tristeza prolongada y severa que puede convertirse en depresión. La tristeza puede expresarse de diversas maneras, entre ellas

Llorando
Sentirse deprimido
Letargo
Silencio
Estar lejos de la gente
El tipo y el alcance del duelo dependen de la causa, y el modo en que las personas lo afrontan también varía.

Cuando las personas se sienten tristes, suelen adoptar estrategias de afrontamiento como evitar el contacto con la gente, automedicarse o rumiar pensamientos negativos. Estos comportamientos pueden, a su vez, exacerbar los sentimientos de tristeza y prolongar la duración de la emoción.

Miedo
El miedo es una emoción poderosa y juega un papel importante en la supervivencia. Cuando se siente miedo ante algún tipo de peligro, se produce una respuesta llamada respuesta de lucha o huida.

Los músculos se tensan, el ritmo cardíaco y la respiración aumentan, la mente se aclara y el cuerpo se prepara para elegir entre huir del peligro o levantarse y luchar.

Esta respuesta le ayuda a prepararse para afrontar eficazmente las amenazas que le rodean. Las expresiones de este tipo de emoción pueden incluir

Expresión facial: ensanchamiento de los ojos o retracción de la barbilla.
Lenguaje corporal: esconderse de una amenaza o tratar de escapar.
Respuestas fisiológicas: respiración o latidos rápidos del corazón, etc.
Por supuesto, no todo el mundo siente el miedo de la misma manera. Algunas personas son más sensibles al miedo que otras, mientras que otras son más propensas a desencadenarse por determinadas situaciones u objetos.

El miedo es una respuesta emocional a una amenaza inminente. También podemos reaccionar de forma similar ante pensamientos de amenazas anticipadas o peligros potenciales, lo que comúnmente se considera ansiedad. La ansiedad social, por ejemplo, se refiere a un miedo anticipado a las situaciones sociales.

Por otro lado, algunas personas pueden buscar situaciones que les resulten aterradoras. La emoción de los deportes extremos y otras actividades puede provocar miedo, pero algunas personas disfrutan viviendo con esa sensación.

La exposición repetida a objetos y situaciones temibles puede conducir a la habituación y la adaptación, lo que puede reducir la sensación de miedo y ansiedad6.

Esta es la idea en la que se basa la terapia de exposición, que consiste en la exposición gradual al objeto temido de forma controlada y segura. Con el tiempo, los sentimientos de miedo disminuirán.

Asco
El asco es una de las seis emociones básicas propuestas por Ekman. El asco puede manifestarse de diversas maneras, entre ellas

Lenguaje corporal: apartar la mirada del objeto de disgusto
Reacciones físicas: vómitos, vómitos, etc.
Expresión facial: arrugando la nariz, curvando el labio superior, etc.
Esta sensación de asco puede provenir de diversas fuentes, como el sabor, la vista o el olor desagradables. Los investigadores creen que esta emoción evolucionó como respuesta a los alimentos dañinos o mortales. Por ejemplo, el asco ante el olor o el sabor de la comida podrida es una respuesta típica.

Las condiciones insalubres, las infecciones, la sangre, la descomposición y la muerte también son causas de asco. Esta puede ser la forma que tiene el cuerpo de evitar cosas que puedan ser portadoras de enfermedades contagiosas.

También podemos sentir asco moral cuando vemos a otra persona comportarse de una manera que nos parece ofensiva, inmoral o mala.

Ira
La ira es una emoción especialmente poderosa que se caracteriza por sentimientos de hostilidad, irritación, frustración y antipatía hacia los demás. Al igual que el miedo, la ira está implicada en la respuesta de lucha o huida del cuerpo.

Cuando una amenaza nos produce sentimientos de ira, podemos intentar protegernos evitando el peligro. Los sentimientos de ira pueden expresarse de las siguientes maneras

Expresión facial: fruncir el ceño o fruncir el ceño
Lenguaje corporal: postura fuerte, mirar hacia otro lado, etc.
Tono de voz: refunfuñar, gritar, etc.
Reacciones fisiológicas: sudoración, cara roja, etc.
Comportamiento agresivo: pegar, dar patadas, tirar cosas, etc.
A menudo se piensa que la ira es una emoción negativa, pero a veces puede ser algo bueno. Puede ser constructivo para aclarar tus necesidades en una relación, o puede motivarte a actuar para encontrar una solución a algo que te molesta.

Sin embargo, la ira puede volverse problemática cuando es excesiva, se expresa de forma insana o peligrosa, o cuando causa daño a los demás. La ira incontrolada puede convertirse rápidamente en agresión, abuso y violencia.

Estas emociones pueden afectarnos mental y físicamente. La ira incontrolada puede dificultar la toma de decisiones racionales e incluso afectar a la salud física.

La ira se ha relacionado con las enfermedades coronarias y la diabetes. La ira se ha relacionado con las enfermedades coronarias y la diabetes, así como con comportamientos asociados a riesgos para la salud, como la conducción agresiva, el consumo de alcohol y el tabaquismo.9

Sorpresa
La sorpresa es otro de los seis tipos emocionales básicos propuestos por Ekman. La sorpresa suele ser muy breve y se caracteriza por una respuesta fisiológica de sobresalto cuando ocurre algo inesperado.

Este tipo de emoción puede ser positiva, negativa o neutra. Una sorpresa desagradable, por ejemplo, sería cuando estás caminando hacia tu coche por la noche y alguien salta de detrás de un árbol y te asusta.

Un ejemplo de sorpresa agradable sería llegar a casa y encontrar a tus amigos más cercanos reunidos para celebrar tu cumpleaños. Las características de una sorpresa incluyen

Expresión facial: ceño fruncido, ojos abiertos, boca abierta, etc.
Reacciones físicas: saltos hacia atrás, etc.
Reacciones verbales: gritos, chillidos, jadeos, etc.
La sorpresa es otro tipo de emoción que puede desencadenar la respuesta de lucha o huida. Cuando una persona se sobresalta, experimenta una liberación de adrenalina, que permite al cuerpo prepararse para luchar o huir9.

La sorpresa puede tener un impacto importante en el comportamiento de una persona. Por ejemplo, los estudios han demostrado que las personas tienden a fijarse en los acontecimientos sorprendentes de forma desproporcionada.

Por lo tanto, los acontecimientos sorprendentes o inusuales en las noticias tienen más probabilidades de ser recordados que otros acontecimientos. Los estudios también han demostrado que las personas se dejan influir más fácilmente por discusiones inesperadas y tienden a aprender más de la información inesperada.

Otros tipos de emociones

emociones bolitas con caras sonrientes y tristes

Las seis emociones básicas descritas por Ekman son sólo algunas de los muchos tipos de emociones que puede experimentar una persona. Según la teoría de Ekman, estas emociones básicas son comunes a las culturas de todo el mundo.

Sin embargo, otras teorías y nuevas investigaciones siguen explorando los diferentes tipos de emociones y su clasificación. Posteriormente, Ekman añadió otras emociones, pero a diferencia de las seis originales, sugirió que no todas estas emociones están necesariamente codificadas por las expresiones faciales.

Algunas de las emociones que identificó posteriormente son:

diversión
desprecio
Contentamiento
Vergüenza
Emoción
La culpa
Sensación de logro
Relieve
Satisfacción
Vergüenza
Otras teorías sobre las emociones
Como ocurre con muchos conceptos de la psicología, no todos los teóricos están de acuerdo en cómo clasificar las emociones o en cuáles son las emociones básicas. La más conocida es la teoría de Eckman, pero otros teóricos han propuesto sus propias ideas sobre las emociones como elemento central de la experiencia humana.

Por ejemplo, algunos investigadores han sugerido que sólo hay dos o tres emociones básicas. Por ejemplo, algunos investigadores creen que sólo hay dos o tres emociones básicas, mientras que otros creen que hay una especie de jerarquía de emociones. Las emociones primarias, como el amor, la alegría, la sorpresa, la ira y la tristeza, se dividen a su vez en emociones secundarias. Por ejemplo, el amor se compone de emociones secundarias como el afecto y la nostalgia.

Estas emociones secundarias pueden desglosarse a su vez en las llamadas emociones terciarias. La emoción secundaria de “afecto” incluye emociones terciarias como “agrado”, “cuidado”, “compasión” y “amabilidad”.

¿27 tipos de emociones?

Investigaciones recientes sugieren que existen al menos 27 emociones diferentes y que todas ellas están estrechamente interrelacionadas.

“Descubrimos que para que cientos de personas informaran de forma fiable de sus sentimientos sobre cada vídeo, necesitábamos 27 dimensiones diferentes, no seis”, dijo Dacher Keltner, director de la facultad del Greater Good Science Center Lo explica.

En otras palabras, las emociones no son estados que se producen de forma aislada. El estudio actual sugiere que existe un gradiente de emociones, y que estas diferentes emociones están profundamente interconectadas.

Alan Cowen, autor principal del estudio y estudiante de doctorado en neurociencia en la Universidad de California, Berkeley, señala que una imagen más clara de la naturaleza de las emociones ayudará a los científicos, psicólogos y médicos a entender cómo las emociones afectan a la actividad cerebral, el comportamiento y el estado de ánimo. y el estado de ánimo. La esperanza es que una mejor comprensión de estas condiciones conduzca a mejorar los tratamientos de las enfermedades mentales.

Las emociones desempeñan un papel importante en nuestra vida cotidiana, ya que afectan a nuestra forma de interactuar con los demás e influyen en nuestra toma de decisiones. Al comprender los diferentes tipos de emociones, podemos entender mejor cómo se expresan y cómo afectan a nuestro comportamiento.

Sin embargo, es importante recordar que ninguna emoción es una isla. Al comprender los diferentes tipos de emociones, puedes entender mejor cómo se expresan y cómo afectan a tu comportamiento.

Jaime
Últimas entradas de Jaime (ver todo)
close

Regístrate para recibir contenido genial cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.